9.1.13

Resumiendo el 2012

 .

Este año 2013 me enfrento a muchas cosas, a cambios (una vez más) y a retos, que por suerte no se van a quedar en esa típica frase de "ya os iré contando", sino que podré ir enseñando y disfrutar enseñándolas.

Ha habido, en 2012, cosas que me han hecho muy feliz, y como es normal en un intervalo de 366 días, ha habido algunas otras que me han perturbado. Pero de eso se trata, de que pasen cosas.

Algunas te hacen aprender y otras te hacen escarmentar. Que no es lo mismo, oye.

Pero con lo que hay que quedarse es con las cosas que te han aportado momentos y experiencias. Qué más da si esos momentos partieron de algo triste o de algo feliz.  Lo importante es mirar con positivismo a los cambios y a las experiencias.

Claro que por supuesto nadie quiere quedarse con cosas malas o con el sabor agridulce (sabor que por cierto y todo hay que decirlo, me encanta en la cocina)

Y sí, me quedo con muchas cosas buenas de 2012. Porque he sido feliz haciendo lo que más me gusta y estoy muy orgullosa del reconocimiento recibido y del esfuerzo tan inmenso que he hecho en este año pasado, he sido feliz conociendo a personas nuevas que llegaron de allende los mares y que ya se han instalado para quedarse entre mi círculo más próximo, he recuperado viejos amigos de mi adolescencia con los que perdí contacto por la rutina ésa del día a día y me reencontré con mis antiguas compañeras de colegio, mi amiga más antigua se casó y fui muy feliz acompañándola en un día tan importante, mi luciérnaga de Santa Marina fue mamá de un niño precioso y mi prima más cercana se fue a Paris y literalmente vino con una niña de allí, que es mi querida nueva sobrina. He disfrutado de mis amigos de toda la vida y de "mi pandilla" de amigas, de cómo me quieren y cómo las quiero yo a ellas. He visto estrellas, satélites y nebulosas, he entendido el concepto de la gravedad cuántica y la teoría general de la Relatividad, he aprendido sobre partículas elementales, agujeros negros, he llorado de la risa de tonterías y chistes miles de veces y hasta me dí cuenta que aún me quedaban capítulos de Friends por ver.

Me corté el pelo y antes además me hice pelirroja, di carpetazo a viejos asuntos pendientes, viajé y me emocioné por el camino, me eché un par de pulsos laborales de los que salí airosa y me di cuenta una vez más de que tengo una familia preciosa y unos padres que me quieren a rabiar y un hermano que vale mucho y que ha empezado por fin a creérselo. He estado todo el año enamorándome un poco más cada día de mi chico. Y mi abuela, con 93 años enteros, que sigue conmigo.

Claro que ha sido un año bueno este 2012 que ya se ha ido completamente.

Y como creo en eso del karma, tomo el leit motif de Earl Hickey para reafirmarme en eso de que "todo lo que das se te acaba devolviendo"

Y mientras escribo suena "Where are we now", la nueva canción para 2013 de David Bowie. Casi nada, para echarle un pedazo de pulso a este 2013 recién estrenado, ¿eh?



Pin It

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario!